Llega el fin de tus vacaciones y luces ese bronceado en la piel que tanto te gusta y al cual te niegas a renunciar. Entonces piensas, ¿cómo puedo prolongar el bronceado durante más tiempo aunque se termine el verano?

Para mantener el color tostado durante el máximo posible hay que tener en cuenta varios factores. El primero, y más importante, es proteger adecuadamente la piel durante la exposición solar para evitar las quemaduras. No queremos que nuestra piel se convierta en un tomate para que luego se pele por capas, ¿verdad?

El protector solar con protección alta será nuestro mejor aliado. Y si además de protección, quieres un protector solar con activos bronceadores, te recomendamos que pruebes el bifásico Hydro Oil de Isdin o el Aceite bronceador de Nuxe Sun. ¡Son una opción ideal para proteger y broncearte de manera saludable!

Además, recuerda evitar las horas del día con máxima radiación y complementar tu protección con gorras, sombreros, gafas homologadas y sombrillas.

Si estos primeros pasos ya los tienes claros y los cumples siempre a raja tabla, ahora toca saber otros trucos imprescindibles para conseguir que el bronceado de tu piel sea duradero:

 

Durante la ducha, cuánto más fría el agua, mejor.

Si el agua es demasiado caliente, favorece que la piel se deshidrate, lo cual puede provocar que se pele más rápidamente. Entonces…perdemos el bronceado y no queremos, ¿verdad?

Tómate las duchas con agua fría (o lo máximo posible). Son más tonificantes y revitalizantes y te ayudarán a mantener tu bronceado intacto.

Y una última cosa: si te queda la piel muy seca e irritada por el sol, puedes sustituir los jabones y geles por productos de higiene corporal más suaves, como la crema o aceite de ducha. Algunos de los recomendados que te ayudarán a eliminar bien los restos de salitre o cloro sin irritar tu piel son el Lipikar Syndet AP+ Crema de Ducha o el Lipikar Aceite Lavante AP+ de la Roche Posay.

ducha con agua fría para mantener el bronceado

 

La piel, siempre bien hidratada para alargar el bronceado.

La hidratación de la piel es la base del bronceado duradero. Mantener la piel bien hidratada y exfoliada favorecerá que el tono y la textura de la piel sean homogéneos. Para esto, durante el verano te recomendamos aplicar productos after sun después de la ducha. Algunos ejemplos recomendados que tenemos en la farmacia son los After Sun de Isdin, tanto en formato loción como en spray. Otro after sun de farmacia que recomendamos es el Nuxe Sun Leche Facial y Corporal. En ambos casos, sus activos hidratantes y calmantes te ayudarán a mantener la piel hidratada y bronceada durante más tiempo.
piel bien hidratada para un bronceado duradero

Exfoliar la piel, mínimo dos veces por semana para mantener el bronceado.

Aunque parece un gesto contraproducente, es todo lo contrario. Es necesario eliminar los restos acumulados en la piel para oxigenar los poros después de cubrirlos durante horas con protector solar mezclado con cloro, salitre, etc. Por eso, en verano, necesitamos exfoliar la piel más a menudo (al menos dos veces por semana).

Para no acabar con el bronceado de manera brusca, te recomendamos hacerlo con productos suaves de base oleosa que, a parte de eliminar el residuo acumulado, limpien y nutran la piel. El Exfoliante Corporal Nutritivo Rêve de Miel de Nuxe es un exfoliante corporal nutritivo que, además de ser rico en propiedades antioxidantes y de regeneración celular, aporta vitamina B que calma irritaciones y vitamina E que ayuda a proteger la piel.

¡Un producto súper completo con el que lucirás una piel más sana, hidratada y con un bronceado más luminoso.

exfoliación de la piel para prolongar el bronceado

 

Antioxidantes para el rostro para proteger la piel.

Los sérums faciales y cremas con activos antioxidantes (Vitamina C, E, Niacinamida) crean defensas frente la exposición solar y neutralizan a los radicales libres.

Ya hemos hablado de ellos pero los radicales libres son esos que provocan el envejecimiento prematuro de nuestra piel: arrugas, manchas, tono apagado, etc. En fin, todos los efectos del estrés oxidativo en nuestra piel.

Por ese motivo, te recomendamos los Antioxidantes de SkinCeuticals con Vitamina C. Son una de las mejores elecciones para proteger el rostro de la oxidación y conseguir un bronceado más uniforme y duradero.

Otra opción muy recomendable es el Concentrado con CBD Ampoule Resist de SVR. Este bi-serum formulado con CBD puro y Argireline ofrece un efecto antioxidante, antiedad y calmante que alivia pieles sensibilizadas y estresadas. En formato crema que aporte una acción antioxidante nos encanta la C20 Biotic también de SVR; una crema regeneradora e iluminadora que combina probióticos pasteurizados, vitamina C estabilizada al 20% y ácido hialurónico.

Sérum facial con vitamina C

La fotoprotección oral para ayudarte a potenciar el bronceado

Si tienes una piel más sensible al sol, las cápsulas de Sunisdin o Heliocare ULTRA son un complemento alimenticio nutriprotector ideal para proteger la piel de los UV y potenciar el bronceado natural desde el interior.

¡No olvides complementarlo con el fotoprotector tópico también!

La alimentación también es clave para mantener el bronceado

Hidrátate todo lo que puedas también por dentro. Bebe agua y sigue una dieta variada y equilibrada dando prioridad a las frutas y a las verduras. Te recomendamos incluir en tu dieta alimentos ricos en betacaroteno, el cual estimula la producción de melanina, clave para alargar el bronceado. Algunos de estos alimentos son las zanahorias, los tomates, los pimientos, las acelgas, la remolacha, las espinacas o el brócoli. Y si hablamos de frutas, las moras, la sandía, el melón y la naranja, también te ayudarán a preservar esa pigmentación en la piel.

Alimentos con betacaroteno que ayudan a mantener la pigmentación y el bronceado