Si sientes que estás más cansado o adormecido y que te cuesta más hacer tus actividades habituales es fruto de la llegada de la primavera. Con el cambio de estación nuestros hábitos empiezan a cambiar, provocando una sensación pasajera de cansancio. Estos son algunos de los principales síntomas de la conocida astenia primaveral.

¿Qué es la fatiga o astenia primaveral?

El término astenia se refiere a una sensación de fatiga o debilidad generalizada, que en algunas personas les puede llegar a afectar en su día a día.

Es común que con la llegada de las buenas temperaturas, el cambio al horario de verano y el aumento de horas de luz, se presenten algunos síntomas que en su conjunto se denominan astenia primaveral. Esta sensación de poca energía suele ser de carácter leve y terminar al cabo de unos 15 días, tratándose del tiempo que tarda el cuerpo a adaptarse a la nueva rutina.

El cansancio, la ansiedad, la disminución de la libido o los problemas de concentración son algunos de los principales síntomas que se asocian con la astenia. Su intensidad depende de la salud y constitución de cada persona.

¿Cuánto puede durar la astenia primaveral?

La duración de la astenia primaveral puede variar de persona a persona, y en general suele durar unas pocas semanas, entre dos y cuatro, aunque en algunos casos puede durar más tiempo, incluso meses. Esto depende en gran medida del estado de salud previo de la persona y de la sensibilidad a los cambios estacionales. Si los síntomas de cansancio y fatiga se vuelven persistentes, podrían ser un indicador de algo más que solo un cambio de estación. así que recomendamos visitar al médico para que pueda hacer un diagnóstico más completo del origen de los síntomas.

¿Cómo combatir la astenia primaveral?

Para superar con éxito la fatiga primaveral o astenia primaveral se debe combinar una dieta equilibrada, buena hidratación y una actividad física adecuada, preferiblemente al aire libre. Para complementar, puedes encontrar suplementos vitamínicos que te pueden ayudar a recobrar la sensación de energía, además de reforzar el sistema inmune. Te recordamos que no se pueden usar como sustituto de una dieta equilibrada.

síntomas fatiga

Principales síntomas de la falta de la vitamina B

El grupo de vitaminas del complejo B está formado por ocho vitaminas que son la tiamina (B1), la riboflavina (B2), la niacina (B3), el ácido pantetónico (B5), la piridoxina (B6), la biotina (B7), el ácido fólico (B9) y la cobalamina (B12). 

Este complejo está relacionado con el metabolismo energético, el buen funcionamiento del sistema nervioso y el aspecto saludable de la piel, cabello y mucosas. 

La fatiga, o incluso el cansancio después de haber dormido durante varias horas continuas, son sensaciones causadas por la falta de la cobalamina (B12). También, la aparición de llagas y heridas en la boca pueden alertar de su déficit. 

Otros síntomas relacionados con la falta de la vitamina B pueden incluir pérdida de peso, cambios de personalidad, confusión mental, debilidad muscular o hormigueo en manos y pies.

Así pues, la vitamina B tiene un papel muy importante para recuperar la energía y el estado de ánimo, tratándose de causas muy comunes que denominan la astenia primaveral.

¿Cómo saber qué vitaminas necesito según mis síntomas?

Las vitaminas son micronutrientes esenciales para nuestro organismo. Los malos hábitos pueden desgastar la salud, provocando alguna deficiencia vitamínica. Cuando esto ocurre, el cuerpo tiende a avisar de diversas maneras.

Por ejemplo, la ceguera nocturna a menudo está relacionada con la vitamina A. También, la caída del cabello, uñas fracturadas, piel opaca o dolores musculares se asocian a la necesidad de vitaminas B, E, D y H.

La vitamina C juega un papel muy importante en la curación de heridas, la inmunidad e incluso como antioxidante. La falta de esta vitamina suele mostrarse con el sangrado de las encías o la incubación de resfriados de forma frecuente.

Los hematomas, las hemorragias nasales o la aparición de sangre en la orina son síntomas de deficiencia de la vitamina K. Y la falta de coordinación en los movimientos podría ser muestra de una carencia de vitamina E.

Lo ideal es integrar a tu dieta más consumo de vegetales y frutas que ayudan a aumentar los niveles de vitaminas en el cuerpo, y contribuyen a su completa absorción.

vitaminas para fatiga

Vitaminas recomendadas para el cansancio y el sueño producidos por la astenia primaveral

Uno de los síntomas más comunes de la astenia primaveral es el cansancio y el insomnio, es por eso que la falta de vitaminas puede llevar a una sensación de sueño o somnolencia.

La alimentación es una de las principales fuentes de energía, con una dieta equilibrada se puede paliar el agotamiento mental y físico, por lo tanto lo consideramos como un buen remedio para la astenia primaveral.

Las principales vitaminas relacionadas con la fatiga se incluyen dentro de las vitaminas del grupo B y la vitamina C. Para poder disminuir el cansancio y descansar mejor se recomienda reforzar estas vitaminas.

De esta forma, para poder tener un buen descanso te recomendamos Aquilea Sueño Forte que ayuda a conciliar el sueño y a mantenerlo. 

Finalmente, la vitamina B6 interviene en el sistema nervioso. Se trata de uno de los componentes que contienen las gominolas ZzzQuil NATURA, un complemento alimenticio natural que ayudan a conciliar el sueño de manera más rápida por su formato de melatonina con camomila, lavanda y valeriana. 

Los mejores complementos de vitaminas para la astenia primaveral

Los complementos multivitamínicos pueden ayudar a combatir el cansancio, además de contribuir al bienestar físico y mental. El más completo es el N07 Gut Brain Axis de Algémica que te ayuda a promover los niveles adecuados de serotonina, además de reducir el cansancio y la fatiga.

Otro complemento es el N23 Cofactor Forte de Algémica. Propicia un equilibrio vital base y, además, está indicado para mejorar los síntomas de la alergia, que también es muy frecuente en el periodo de la primavera.

Como papel activador de energía te recomendamos el Supradyn Energy Extra que aumenta la vitalidad y ayuda a combatir el cansancio. Contiene vitaminas del grupo B, entre otras, y minerales como el hierro y el magnesio.

También te recomendamos la Jalea Real para combatir la astenia primaveral

La Jalea Real es una gran aliada para combatir la astenia primaveral. Está formada por diferentes sustancias altamente energizantes y nutritivas. Te aconsejamos Arkoreal que consigue un aporte extra de vitaminas, ayudando a reforzar el sistema inmune y disminuyendo el cansancio y la fatiga

One thought on “Astenia Primaveral: ¿Qué vitaminas necesito para afrontarla?

Deja una respuesta