Tener una boca sana y unos dientes fuertes pueden influir a una mejor calidad de vida. En motivo del Día Mundial de la Salud Bucal, te contamos la importancia de mantener una buena higiene bucal.

¿Qué es la salud bucodental y por qué es importante?

La higiene bucodental está vinculada al conjunto de la dentadura como son los dientes, la lengua, las encías, el paladar y el interior de las mejillas.

La importancia de la salud oral esta vinculada en el bienestar físico, mental y social. En primer lugar, el proceso digestivo empieza por la boca, por lo tanto tener una buena higiene bucal facilita la masticación y la deglución, favoreciendo la digestión. Además, mantener una buena limpieza dental permite disfrutar del sabor de la comida.

Para relacionar una boca sana con el bienestar mental y social, tenemos que empezar por la sonrisa. Descuidarse de la salud oral puede favorecer la aparición de placa bacteriana o el temido mal aliento, llegando a influir directamente en nuestra conducta, autoestima y relaciones sociales.

En conclusión, la boca es el reflejo del estado de salud en general. Diversos estudios demuestran que los problemas bucodentales son un factor de riesgo para desarrollar enfermedades como las cardíacas, las respiratorias, la diabetes o afectar a otros órganos. Es por eso que en Farmacia Puntual disponemos de una amplia gama de productos para el cuidado de tu higiene bucodental.

Consejos para tener una buen cuidado de la salud oral

Estas son algunas recomendaciones importantes para poder tener una buena salud dental y prevenir posibles infecciones:

  • Cepíllate los dientes durante 2-3 minutos un mínimo de dos veces al día. Los restos de los alimentos acumulados pueden modificar el pH de la salvia y formar placa bacteriana y caries. Para tener una higiene bucal completa no te olvides de cepillarte la lengua.

 

  • Utiliza seda dental a diario para eliminar los restos que se acumulan entre los dientes. 
  • Para terminar la limpieza, utiliza un enjuague bucal. Evitarás el mal aliento y preverás la aparición de caries y gingivitis. 

 

  • Si no puedes cepillarte los dientes después de la comida, come frutas y verduras crujientes como por ejemplo una manzana o mastica chicle sin azúcar. Ayuda a la limpieza mecánica de los dientes. Sin embargo, es importante que no lo hagas como rutina diaria, se trata de un consejo para situaciones excepcionales.
  • Visita el dentista como mínimo una o dos veces al año y realiza una limpieza dental anual. De esta forma, podrá comprobar el estado de salud de tu boca y así prevenir enfermedades periodontales.

Deja una respuesta